¿Sabes cómo montar tu ofrenda de día de muertos? Aquí te ayudamos.

¿Ya tienes lista tu ofrenda para recibir a tus fieles difuntos? Si no es así, aquí te mostramos los elementos básicos que esta debe tener.

Recuerda que el 31 de octubre por la noche se coloca la ofrenda para las almas de los niños, y el 1 de noviembre para los adultos.

Representación de los cuatro elementos básicos de la naturaleza (Agua, fuego, aire y tierra).

Agua. Calmará la sed de las almas viajeras.

Fuego. A través de las velas, que alumbrarán el camino de las almas hacia sus antiguos hogares. Se coloca una vela por cada uno de nuestros seres difuntos.

Aire. A través del papel picado.

Tierra. A través de los frutos, principalmente de la caña.

Incieso o Copal. Para atraer a las almas de los difuntos hacia la ofrenda, es un símbolo de oración y purificación.

Flores de Cempasúchil. Aromatizan el lugar, en muchos lugares se suele colocar un camino de pétalos para guiar al difunto a la ofrenda.

Pan de muerto Fundamental en nuestras ofrendas en cualquiera de sus formas y modificaciones.

El retrato del difunto. Fotografías o retratos de nuestros seres queridos.

Calaveras de azúcar. Ahora también se utilizan de amaranto o chocolate, como representación del difunto a quien le es dedicada la ofrenda.

Sal.  Elemento de purificación, para que las ánimas no se corrompan en su viaje en Día de Muertos.

Dulces Mexicanos Para alegrar el alma de los difuntos.

¡No olvides la comida y bebida favorita de tus seres queridos, e incluso algunos cigarritos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *